La Caravana del Verso

Próximas presentaciones


Recital Cañadas poéticas
8 de mayo 2015
21:00 hrs.
Hotel Palacio Flórez Estrada (Salón de la Torre)
Entrada libre hasta completar el aforo

Presentación del disco Contigo Soñar
21 de mayo de 2015
17:00 hrs.
Librería Cervantes, Foro Abierto. Oviedo
Entrada libre

Recital El canto de la alondra

LEÓN
22 de mayo 2015
20:00 hrs.
Salón Cultural y de Exposiciones de Caja España
Veguellina de Órbigo

23 de mayo 2015
20:00 hrs.
Fundación Ángela Merayo
Santibáñez de Porma







Read More …


Recital Fiesta Nacional
(Poesía, danza, música y canciones)
Feria Taurina de Begoña, Gijón 2011
Hotel Tryp Gijón
Domingo 7 de agosto de 2011

Read More …


Recital Fiesta Nacional
(Poesía, danza, música y canciones)
Feria Taurina de Begoña, Gijón 2011
Hotel Tryp Gijón
Domingo 7 de agosto de 2011

Read More …


Corrida cumbre. Segundo día de Feria.
La plaza a reventar. Curro Romero.
Tendido cinco: gente de dinero
y entendidos que son en la materia.

Sin dejar de reír, en periferia,
hay un chico fumando y con sombrero,
diez añitos, lo juro, no exagero.
Cerca un aficionado, cara seria

le pregunta: "¿Y tu padre?, ¿Te has perdido?
¡Seguramente te estará esperando!"
"¡Está loco, señor, se lo aseguro!"

y ante el gesto del hombre sorprendido,
le remata el chaval: "loco buscando
el sombrero, la entrada y este puro".

Read More …



El tiempo está inmejorable,
el ambiente delicioso,
los bichos en el Bibio
"¡a los toros, a los toros!"
Ya me parece que estoy
viendo la plaza en redondo
cubierta de espectadores
que gritan con alborozo:
la hora, Señor Presidente,
que salgan las fieras pronto.
Se ven allí más colores
que en un cuadro cromotrópico,
y cada moza, ¡Jesús!
que parte los hipocondrios.
Rueda de una en otra mano
como un talismán precioso,
la bota, chisme español
en donde se guarda el óleo
que disipa el mal humor
entre las gentes de tono.
Que ocurre un lance de honor
entre un mozo y otro mozo
por si Pepe puso a Paca
la mano encima del hombro;
el galán que la acompaña
se echa sobre el otro prójimo,
se pegan cuatro guantazos,
los separa el del tricornio
y luego se dan la mano
se limpian ambos los mocos
y a beber, ruede la bota,
la niña da el primer sorbo,
después bebe el ofensor,
y luego el galán celoso
y aquello se ha concluido,
que en Españ y en los toros
no hay empacho que resista
a un par de tragos de mostro.
Sale al fin el alguacil
y cual si fuera el demonio
le reciben en la plaza
con silbas y con apodos:
"cuidado, señor espátula,
señor golilla, mucho ojo,
dé usté esa llave y arriba
que están los bichos furiosos".
Y así atraviesa la plaza
en alas de un penco cojo,
que a fuerza de tener vista,
la tiene hasta por el lomo;
pero antes (se me olvidaba
lo más principal de todo),
salen entre bravos mil
y echando la gracia a chorros,
los lidiadores ¡canastos!,
que son unos guapos mozos:
formados de dos en dos
marchan con pasito corto
a hacer a la presidencia
el saludo con el gorro,
y detrás los picadores
se ven, gallardos y airosos
en maulas que sólo tienen
de jacos el nombre impropio.
Se abre por fin el toril
y sale a la arena el toro;
pero aquí, caros oyentes,
voy a hacer punto redondo,
que lo que allí pasará
ya lo sabréis luego todos,
siempre que aflojéis la mosca
que si lo haréis, voto a chopo.
En tanto, no cesaré
de repetiros, ansioso
"hoy ya empezó el jaleo,
¡a los toros, a los toros!".

Publicado en La Abeja Montañesa
29 de agosto de 1861


Recital Fiesta Nacional
(Poesía, danza, música y canciones)
Feria Taurina de Begoña, Gijón 2011
Hotel Tryp Gijón
Domingo 7 de agosto de 2011
Read More …


Recital Fiesta Nacional
(Poesía, danza, música y canciones)
Feria Taurina de Begoña, Gijón 2011
Hotel Trypp Gijón
Domingo 7 de agosto de 2011

Read More …


Para dibujar un torero
hay que tener mucho salero.

Se dibuja la montera
-que es el sombrero-
y debajo va la cara,
y más abajo va el cuerpo;
mucho adorno en la chaqueta,
chaquetilla de torero
con borlitas -alamares-

Muy coqueta la chaqueta
bordada, muy primorosa
-dos claveles y una rosa´.
Muy ceñido el pantalón,
a media pierna un bordón.
¡Qué primor!

Las medias con espiguilla,
de cuero las zapatillas,
la camisa muy rizada,
la corbata muy delgada,
y la faja cinturón
que adelgaza la cintura
y hace hermosa la figura.

¡Qué valiente criatura
del arte más peligroso!
El traje, de seda y oro
y el toro, color de toro,
negro el cuerpo, blanco el cuerno.
Negro el toro y azul él.

¡Torero, abre la capa
ya estás en el redondel!

(C) Gloria Fuertes
La oca loca, 1978



Read More …



Read More …


De luz en sueño y sombra la corrida:
un abrir y cerrar, verte y no verte,
un quererte en silencio por prenderte
llama espiral, ceñida y desceñida.

Un silbo que aposenta su medida
en el aire acordado de la suerte,
un pase de la luz al de la muerte
o en alas de la sombra al de la vida.

Un prodigioso mágico sentido
un recordar callado en el oído
y un sentir que en mis ojos sin voz veo.

Una sonora soledad lejana,
fuente sin fin de la que insomne mana
la música callada del toreo.

Los hijos del Drago y otros poemas, 1986



Read More …


I
Cuando mi inspiración logra un trofeo
y el lector pide otro y terco insiste
de luces tanto el corazón se viste
que es como ser figura del toreo.

Presumo que es así, y me lo creo.
Me siento lo más único que existe.
Y ante un endecasílabo que embiste
me voy a él, me gusto y me jaleo.

No el poema-estocada clamoroso
sino el escalofrio del detalle.
Mi capote de seda, mi capote.

II
Estoy vestido de amaranto y oro,
detrás de un enlutado alguacilillo.
A través de un larguísimo pasillo
llegué a este claro redondel sonoro.

Abro mi voz ante un enorme toro.
Presiento la embestida de un cuchillo.
Y descompuesto, pálido, amarillo
qué analfabeta falta de decoro.

Junto los pies y hasta las manos junto.
Más temeroso que maravillado
me veo en el cartel de cada día.

Mientras con miedo y con razón pregunto:
¡quién es, oh Dios, quién es mi apoderado?
Y los versos, ¿de qué ganadería?

III
Con unos lances únicos, de miedo,
bajas las manos, lenta la mirada,
escribo este cuarteto. Escribo nada
más que en el aire. Airosamente quedo.

Banderilleo lo mejor que puedo
con sílabas de lujo. No hay cornada
que pueda competir con mi estocada,
cuando me empeño en dar la vuelta al ruedo.

Competencias, aplausos, ideales...
Las músicas son siempre celestiales
cuando la letra es roja y amarilla.

Qué inteligencia de cabeza a rabo.
¿Poeta o matador? Creo que acabo
de matar un soneto sin puntilla.

A lo largo del viaje, 2006.



Read More …


En la corrida más grande
que se vio en Ronda la vieja.
Cinco toros de azabache,
con divisa verde y negra.
Yo pensaba siempre en ti;
yo pensaba: si estuviera
conmigo mi triste amiga,
mi Marianita Pineda.
Las niñas venían gritando
sobre pintadas calesas
con abanicos redondos
bordados de lentejuelas.
Y los jóvenes de Ronda
sobre jacas pintureras,
los anchos sombreros grises
calados hasta las cejas.
La plaza, con el gentío
(calañés y altas peinetas)
giraba como un zodíaco
de risas blancas y negras.
Y cuando el gran Cayetano
cruzó la pajiza arena
con traje color manzana,
bordado de plata y seda,
destacándose gallardo
entre la gente de brega
frente a los toros zainos
que España cría en su tierra,
parecía que la tarde
se ponía más morena.
¡Si hubieras visto con qué
gracia movía las piernas!
¡Qué gran equilibrio el suyo
con la capa y la muleta!
Ni Pepe-Hillo ni nadie
toreó como él torea.
Cinco toros mató; cinco,
con divisa verde y negra.
En la punta de su estoque
cinco flores dejó abiertas,
y a cada instante rozaba
los hocicos de las fieras,
como una gran mariposa
de oro con alas bermejas.
La plaza, al par que la tarde,
vibraba fuerte, violenta,
y entre el olor de la sangre
iba el olor de la sierra.
Yo pensaba siempre en ti;
yo pensaba: si estuviera
conmigo mi triste amiga,
mi Marianita Pineda.


Recita: María García Esperón
A la guitarra: Alejandro Cabrero
Feria taurina de San Miguel de Allende
24 de septiembre 2011
Read More …


Si yo fuera torero
brindaría por ti de esta manera:
por la mujer que quiero;
por ser esa majestad y maravilla
de luna, de mujer y primavera,
que abraza con los ojos la mantilla
y aroma con un nardo la barrera.
Por la que tiembla cuando sale el toro,
estruja entre sus manos los claveles,
lleva al pecho palomas en azoro
y se le anida al corazón la pena;
prefiere mi quietud a mis laureles,
no escucha los aplausos en la arena;
y al acabar la fiesta, cuando pasa
primaveral y airosa, entre la gente,
lleva desde el tendido hasta la casa,
los labios de reír como una fuente,
los ojos de llorar, como una brasa…..

Alfonso Camín



Read More …



Buenas noches, en nombre de nuestra compañía, La Caravana del Verso, les damos la bienvenida a este I Recital Poético Taurino, que con motivo de la tradicional Feria de Begoña, les vamos a ofrecer a continuación.

En estos tiempos en los que muchos tenemos que aguantar o padecer los ataques de unos pocos, queremos declarar nuestro apoyo a la Fiesta, como elemento de identidad de nuestro país y nuestra cultura. Entendiendo al margen de cualquier connotación o ideología política, que la fiesta es de todos, es la fiesta por excelencia del pueblo y como tal patrimonio cultural, es obligación de aquellos que están al frente de la nación preservarla y protegerla.

"Fiesta Nacional" es el título que hemos elegido para el mismo, y en él, hemos recogido poemas de extraordinaria belleza, surgidos de la mente de escritores españoles, procedentes de distintas regiones y con mentalidades también muy contrapuestas, queriendo con ello proclamar que el toreo, la tauromaquia es, por tanto, CULTURA, con letras mayúsculas. Todas las medidas o leyes que se puedan promulgar en su contra no son otra cosa que un atentado al sistema de libertades y al estado de derecho de nuestro país.

El recital está dividido en cuatro partes, las clásicas, "El Tore", "El Torero", "El Toro" y "La Fiesta". Para cada una de ellas hemos seleccionado, tarea harto difícil, dada la ingente producción literaria existente, bellísimos poemas que confiamos sean de su agrado. La danza y la canción también nos acompañarán hoy aquí, en este cuartel general taurino de la Feria de Gijón, el Hotel Tryp Rey Pelayo, al que felicitamos de antemano por su apoyo.

Muchas gracias.

Gijón, 7 de agosto de 2011


Read More …


¿ Por qué siempre le toca a la alegría;
por qué a la luz, al aire transparente,
al agua, al pan más cálido y reciente,
pagar amargo precio de sangría ?

¿ Por qué le toca al alba y por qué al día
sentir todas las ganas y los dientes ?
Secar todos los llantos inocentes
le ha tocado a tu voz cuando moría.

Si más quiero olvidarte más me vienes
del reino del olvido a provocarme
preguntas sin respuesta. Me mantienes,
vienes desde los vientos a llamarme
a voces en los huesos de mis sienes
y lloro porque no dejas de dejarme.

Felipe Prieto - 2010


Voz: María García Esperón
Música: L. Einaudi
LA CARAVANA DEL VERSO
MMXI
Read More …


Oyíla tantes veces, pue ser lo qu'ella quiera: ñeve, frescura, agua, carrascu, manantial. Pue tener les edaes que-y dean los nuesos oyíos, pue ser vieya, neña, mocina, namorada. Pue ser la estación que más-y lluza nos flecos:
primavera, veranu, cinta, borla, ivernada. Oyíla tantes veces, antes ser tan sofisticada nin ser toos tan celtes nin modernos y finos por falar con pallabres del senu maternal. Pue ser aire llibre, pozu mina, molín, pastora, vaqueirada.
Pue ser lo qu'ella quiera: parroquia, despidida, ronda, tenreza, nana.

Duerme, neñín míu,
que vien el coco,
y marcha colos neños
que duermen poco.

Oyíla pela calle, cola virxe delantre, na romería'l pueblu, apoyáu na portiella, y ya se me poníen los pelos mui de punta; oyíla ente la nueche, pa festexar el Carmen, qu´en Bañugues celébrase a finales setiembre, coles viudas rezando-y al nome d´un paisanu y al salvavides la lancha, y yá m´entraben ganes d'abrazame a quien fuera. Oyíla, con mio madre, yá malina, que la oyía y callaba, y tragaba saliva emocionada. Oyíla en romeríes, al mediudía, nel prau, colos homes vistíos coles meyores gales y les muyeres guapes, arreglaes, espurríes, d- estrenu, con sandalies charol y les uñes pintaes; y entós yá me clavaba como guyes xigantes col grosor d´una estaca.

Oyíla en misa, mezclándose solemne, melódica, col llatín y la salve, col credu y la pallabra, y desprendía fe, soltaba como inciensu, como lliturxes d´oro, como orbayos sagraos, como oración en grana. Y los santos, escuchándola, facíenseme más humanos; como si ella quixera vibra-yos nos sos llabios o ellos intentaren baxar del pedestal.

Oyíla nos entierros, cuando dalgún nos marcha, nuna tarde d'iviernu, nel medio'l cementeriu, cuando namás que tábamos el difuntu, los páxaros, cuatro amigos, la llápida, y nun sabría dicir si'y dio vida a la muerte o pena o esperanza.
Oyíla munches veces, y siempre me dexó una allegría tristona, un dulzor qu'amargaba.

Pente los maizales, siendo yo un chavalucu, cuando andábemos tantiando cola edá y la inocencia, col tabacu y los cuerpos, con Pepe, Inacio, Vitoria, Pablo, Marta, Yolanda ...; frente a la mar, sonando, tamién la oyí sonar, pasame pola piel como cuando la brisa pasa y roza coles fueyes y paez que t'enfresca pero paez que te manca. Oyíla ente xelaes, cuando diba a la escuela, y alguién la tocaba tras de casa. Oyíla munches veces, y nunca me ponía nin llocu de contentu nin apagaú del too. Pero algo había nella que me metía nel cuerpu como una ilusión grande que te quita la gracia; algún tono como que ta diciéndote qu'aproveches el tiempu, qu'agarres lo que llega, porque si non que vuela, porque si non qu'escapa.

Oyíla en tou Asturies, si nun recuerdo mal: na picarota un monte, cola rexón dormiendo sobre una vega fondia y la niebla allargada; montáu nuna chalana, p'allá del cabu Peñes, como una sirenina que clama pol so pá. Oyíla tamién lloñe casa, au dicen cornamusa, y entós cálate ren pechu como si te clavaren un gaxarte morrina y t'echaren nos gueyos un xarráu d'humedá. Na cocina mío güela, mientras ella amasaba, y namás que la oyía tarariaba lletres o empezaba bailar:

Pastor que tas nel monte,
y duermes entre la rama,
si te casares conmigo, pastor,
durmieres en buena cama ....

Oyíla nes verbenes, añu tras añu, echar de menos cares, llamar col so llamentu, primitivu y eternu, a los que yá nun tán; oyíla entre los corros, dando-y la soníu al xiru, xuntándonos les manes con fuerza y amistá. Alredor la foguera, esguilando nes llames, cuando la flor del agua ta a puntu reventar. Ellí, sonando bruxa, como l'ecu una xana, como'l gritu una madre cuando pare y la rasguen. Oyíla, oyíla abondo na nueche de san Xuan.

Oyíla tola vida, crecí oyendo la gaita, y güei cuando la escucho, la de siempre, la que tien un punteru, un roncón, un soplete, la payuela, el payón, el fuelle y los asientos, cuando la oigo quexase danme ganes llorar, cuérreme poles venes como un ríu muy vieyu, como un regatu humilde y viénenme a la mente los que nun tán equi nin m´apetez nomar.

Óigola y, nun segundu, como los cangarexos, voy andando p´atrás, llévame a tolos sitios, a tolos sentimientos, a toles mios vivencies, a toles mios quebradures; a tola intensidá. Trespórtame, y toi tovía esmarañando yerba nes tablaes de xunu, ellí onde comíamos tortiella con chorizu, debaxo d´un salgueru, ellí onde pisaba, muertu sede y picores, agarráu a la estaca, l´altura´l balagar. Trespórtame, quítame años, pero améstame nudos na garganta, por allegre que suene, por saltarina que sea, por festexera que sople; tien algo dientro'l fuelle, mezclao cola pelleya, qu'esparce xiringüelos y sema soledá. Algo-y echen al fuelle, con algo l'unten a la hora adobalu, que suelta per Asturies muñeiras y floreos, ximielga castañales, atr'y a les calandries, apasiona a los horros, engatusa a los perros, pero fai dañu a l 'alma como con llontananza y buena voluntá. Ye como si t´abracen, te canten y t´abracen y al abrazate tanto, al sentite queríu, feliz, fuera de ti, entusiasmáu, radiante, te lleguen afogar.

La gaita .... Cuántes veces paso delantre casa, estallando voladores, baxo´l cielu d´agosto, col tambor a la vera, y mío tía ensiguida volvíase tonada, metíase nes coples, con voz entrecortada, y nun llera a callar:

Dime xilguerín parleru,
dime que comes,
como arenines del mar,
del campu, flores.

Cuántes veces, sentaos a media tarde, na fiesta Samartuelu, nel tendeyón, les gaites, dende lloñe, nos adormecieron nuna siesta perfondia mui arcaica .... Nun sé qué bocanaes de lluminosidá despide. Nun sé con que potencia nos borra les angusties, si nun ye más qu'un tubu, el cachín d'una caña de la sensibilidá. Nun sé como domina la tierra y los homes, y atrapa-yos los cinco sentíos al sonar. Ye oyila, y estremecete y adientrate nel tiempu, y viaxar por quintanes, onde hai pitines sueltes; ye oyíla, y ponete a xiblar.

Oyíla, per Candás, nel Cristu, a l´alborada, dici-y adiós a barcos que nun sabíen zarpar, y paecía que toles lanches se movíen col ritmu d´una cuna, col pesar d´una llágrima que nun quier resbalar. Per Verdicio, per Cardo, per Perdones, per Cangas .... Oyí tamién les notes dedicaes a Llumeres que casi toles tardes, engaramáu nel horru, esparcía Lolo Rey, l´home Aurelia.

Oyíla, siempre la oyí, y paparaos d´olvidu atragantábenme d´alcordanza, y borbotones d´imaxes empapizábenseme nel olvidu. Oyíla sola, y a toes a la vez, imponese como un coru d´ausentes, glayar d'amor, al son y'l dominiu y la maestría Manólo, un quirosanu, del Norte, que namás arrimase al soplete, namás cariciar el punteru, empañaba la vista los cuatro puntos cardinales, tiñía la xeografía de preciosidá. Por eso en Ricao, al escurecer, suspiren tanto les rendixes la tierra, porque fue onde nació aquella eternidá que vive ellí enterrada:

En Quirós yo nací,
en Quirós enseñáronme a andar,
en Quirós yo aprendí,
a rir, a querer, a suañar ....


Música y Versos en Palacio
4 de marzo de 2011
Dirección: Joaquín de la Buelga
Laína Cores, Felipe Prieto, Rafa Lorenzo, Sandra Risueño.
Producción : Juan Taboada
Grabación Jorge Dopacio y Jota Velázquez (Desenfocado Producciones)
Read More …